Más medicina amarga para mejorar economía, anuncia Nayib Bukele

El presidente Bukele destaca logros y pide más esfuerzo para mejorar la economía salvadoreña.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, afirmó que su gobierno ha sido reconocido por todos los países del mundo y agradeció la presencia del mayor número de delegaciones en la historia del país, durante la ceremonia de toma de posesión en el Palacio Nacional, en San Salvador.

Durante su discurso, destacó la importancia de la libertad, afirmando que el país finalmente ha superado el miedo y se ha convertido en verdaderamente libre.

“Hace cinco años, aquí en esta misma plaza les pedí que confiaran y que defendieran nuestras decisiones. También les dije que tal vez habría que tomar medicina amarga. Y así como el doctor le dio la cura del cáncer al paciente, pero para curarse tenía que seguir la receta al pie de la letra poniendo de su parte; así también fue necesario que el pueblo salvadoreño tomó la decisión de trabajar juntos y vencer el cáncer de las pandillas. Incluso, cuando algunos decían que ese no era el camino, que esa no era la solución”, hizo ver el mandatario.

Bukele también agradeció a su familia y colaboradores por su apoyo incondicional, mencionando especialmente a su esposa, Gabriela, por su labor como Primera Dama. Subrayó la importancia de la guía de Dios en los logros alcanzados y expresó su gratitud por los milagros que, según él, han ocurrido en El Salvador.

Llamado a la acción

El mandatario hizo un llamado a los salvadoreños para proteger los avances logrados y enfrentar los desafíos económicos del país. Reconoció que, aunque se ha superado el problema de las pandillas, El Salvador ahora necesita curarse de la mala economía. Resaltó que, para lograr este objetivo, se requiere la guía de Dios, trabajo incansable y seguir las indicaciones correctas sin titubear.

Bukele destacó la importancia de trabajar por las mujeres, la niñez, las madres embarazadas, la educación, la salud y la cultura. Agradeció a todo el pueblo salvadoreño, tanto en el país como en la diáspora, por su confianza y apoyo en las elecciones y en el proyecto de transformación del país.

El presidente también mencionó que expertos internacionales habían condenado su enfoque para resolver el problema de las pandillas, pero él defendió su estrategia, asegurando que El Salvador se ha curado de las pandillas y ahora se enfocará en mejorar la economía. Bukele subrayó que este es el momento más importante de la historia reciente del país y que, con la ayuda de Dios, El Salvador puede alcanzar sus objetivos económicos.

Síguenos