Generadores eléctricos: Envenenamiento por monóxido en Texas

Los generadores portátiles están entre los productos de consumo más mortales. Dos décadas después de que el gobierno identificará el peligro, el sistema deja a la gente vulnerable al permitir que la industria se regule a sí misma.

Electric Generators, Cortesía de Propublica

Electric Generators, Cortesía de Propublica

Los generadores portátiles están entre los productos de consumo más mortales. Dos décadas después de que el gobierno identificará el peligro, el sistema deja a la gente vulnerable al permitir que la industria se regule a sí misma.

Este artículo ha sido publicado conjuntamente con The Texas Tribune, una redacción local sin fines de lucro e imparcial que informa y se compromete con los texanos. Inscríbase a The Brief Weekly para ponerse al día con su cobertura esencial sobre temas de Texas.

También ha sido producido en colaboración con NBC News.

Tres días después de que el Huracán Ida azotara la costa de Louisiana el 29 de agosto, derribando casas y causando apagones, Craig Curley padre avanzó por los pasillos llenos de gente en un Home Depot hasta llegar a los generadores portátiles.

Curley, de 50 años, compró una de las últimas unidades disponibles, un Briggs & Stratton de 6,250 vatios, y lo llevó a la casa de su ex-esposa, Demetrice Johnson, en Jefferson Parish.

Intentó por última vez persuadir a Johnson, de 54 años, para que llevara a los hijos de la pareja a quedarse con parientes en Houston, porque las autoridades habían avisado que podrían pasar semanas antes de que la electricidad fuera restaurada en toda la región. Pero ella fue firme: con un generador para hacer funcionar sus aparatos domésticos, se sentía segura quedándose en casa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.