Crecimiento de la inversión extranjera en sectores no fósiles en Colombia

Inversión extranjera directa en Colombia crece en sectores no fósiles, impulsando una economía más productiva y sostenible.

El gobierno colombiano destaca el aumento de la inversión extranjera directa en sectores distintos al petróleo, carbón y gas, marcando un cambio hacia una economía más productiva. En el marco del lanzamiento del Primer Fondo de Investigación Científica para la transición energética, se resaltaron los avances hacia una economía menos dependiente de los combustibles fósiles

Durante el evento, se subrayó la importancia de la transición hacia energías limpias y la diversificación de la matriz exportadora. Este cambio es crucial para el desarrollo sostenible del país, alineándose con las propuestas del gobierno de fomentar exportaciones de productos reales y separarse del carbón y el petróleo.

Inversión en energías limpias

El gobierno señaló que la inversión extranjera en la producción y la transición energética está en aumento, mientras que la inversión en capital fósil está disminuyendo. La caída del precio internacional del carbón y su impacto en las exportaciones se mencionaron como factores clave en esta transformación.

Se destacó que la inversión extranjera directa ha alcanzado niveles récord en sectores no relacionados con los combustibles fósiles. El enfoque está en fomentar la agroindustria, el turismo y otras industrias productivas a través de una transición hacia energías limpias y una economía descarbonizada.

La iniciativa del gobierno de fortalecer la investigación en fuentes no convencionales de energía y la colaboración con la Agencia Nacional de Hidrocarburos son pasos importantes hacia la descarbonización y el desarrollo económico sostenible. El gobierno subraya la necesidad de eliminar la inversión en capital fósil para asegurar un futuro sostenible y preservar la vida en el planeta.

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público reportó un crecimiento cercano al 80% en la inversión extranjera directa durante los primeros cuatro meses de 2024, excluyendo el sector de petróleo y minería, lo cual refuerza la efectividad de las políticas de diversificación económica.

Síguenos