Caídas: El Corazón también sufre

caidas, sehablaespanolnews.com

La prevención de la conmoción cerebral también es para el corazón
En muy pocas palabras, el cerebro también sufre en una caida

Escrito por Keith Dunlap de Clik2Houston

Aunque no nos parezca cierto cuando hay una caída, no solo el cerebro sufre, sino también el corazón.

Las conmociones cerebrales que resultan de una caída son obviamente un problema bien estudiado y un problema para las personas, considerando todo el daño que pueden causar al cerebro.

Pero aunque parezca increíble, el corazón también se ve gravemente afectado por las conmociones cerebrales.

No podemos olvidar que el corazón está controlado por nuestro sistema nervioso autónomo, que supervisa funciones automáticas en las que no se piensa, como la respiración, la digestión y la constricción de los vasos sanguíneos.

El SNA (sistema nervioso autónomo) reside en el cerebro, por lo que cuando hay una conmoción cerebral, las alteraciones del SNA se filtran hasta el corazón y otros órganos del cuerpo, lo que puede causar dolores de cabeza, náuseas y mareos.

Si el corazón se ve afectado, también lo están las muchas funciones que realiza, como bombear sangre y proporcionar oxígeno al cuerpo.

Los investigadores han descubierto que la variabilidad del corazón disminuye durante las conmociones cerebrales, con un corazón conmocionado que tiene un rango de 60 a 80 latidos por minuto en lugar de 50 a 100 latidos.

Además, la capacidad del cuerpo para ajustar la presión arterial a la normalidad se ve obstaculizada cuando hay una conmoción cerebral.

No es de extrañar que cuando las personas se recuperan de una conmoción cerebral, la variabilidad de la frecuencia cardíaca se convierte en una herramienta importante para medir qué tan bien se están recuperando los pacientes.

La prevención de conmociones cerebrales siempre es un tema candente en el mundo del deporte para padres, entrenadores y atletas, y constantemente hay medidas implementadas o debatidas sobre cascos, protectores bucales y visores.

Pero tan importante como es todo ese equipo cuando se trata de proteger el cerebro, también es importante para la salud del corazón.

Leave a Reply

Your email address will not be published.