ONU insta a la cooperación internacional para regular la inteligencia artificial

El Secretario General de la ONU, António Guterres, hizo un llamado a la comunidad internacional a intensificar la cooperación para regular la inteligencia artificial (IA), advirtiendo sobre los riesgos de su uso sin control y la necesidad de garantizar que se utilice en beneficio de la humanidad.

En un discurso pronunciado en la sede de la ONU en Nueva York, señaló que la inteligencia artificial tiene un enorme potencial para transformar nuestras sociedades, pero también presenta riesgos importantes si no se regula adecuadamente.

La IA puede exacerbar las desigualdades existentes, crear nuevas formas de discriminación y utilizarse para fines maliciosos“, dijo Guterres. “Necesitamos asegurarnos de que la IA se desarrolle y utilice de manera responsable y ética“.

xAI, otro contendor en el ring de la inteligencia artificial

Así propuso la creación de un nuevo organismo de la ONU para asesorar sobre políticas de IA y establecer estándares globales. También pidió a los países desarrollados que brinden asistencia a los países en desarrollo para que puedan participar en la revolución de la inteligencia artificial.

“La IA no debe ser un privilegio de unos pocos”, agregó. “Necesitamos un Pacto Digital Global para cerrar la brecha digital y garantizar que la IA se utilice para el bien común”.

La IA y el futuro de la humanidad

El discurso se produce en un momento en que la inteligencia artificial está ganando importancia en todos los aspectos de nuestras vidas. Desde la atención médica hasta el transporte, pasando por la educación y la guerra, la IA se está utilizando de formas cada vez más sofisticadas.

Sin embargo, el rápido desarrollo de la IA también ha generado preocupación sobre sus posibles consecuencias negativas. Algunos expertos han advertido que la IA podría conducir al desempleo masivo, la discriminación y la guerra autónoma.

El llamado a la cooperación internacional es un paso importante para garantizar que la IA se utilice de manera responsable y ética. Es fundamental que todos los países trabajen juntos para desarrollar normas y regulaciones que garanticen que la IA se utilice para el bien de la humanidad.